IMG-20160120-WA00020La Asociación provincial  de empresarios de la pyme de fabricación y comercialización de plaguicidas e insecticidas de Las Palmas (ASEMPLA) viene observando desde hace un tiempo que en determinados establecimientos se comercializan productos químicos para el control de plagas que incumplen los reglamentos europeos de seguridad química que garantizan un suministro, uso y gestión segura de las sustancias químicas.

En la etiqueta de este producto químico se deberían comunicar de manera clara los peligros, con indicaciones, en el idioma del país dónde se comercializa, de los peligros, y pictogramas normalizados.

El objetivo es la protección de los seres humanos y el medio ambiente.

Por ello, ASEMPLA quiere informar que como usuario final de este producto, cuya peligrosidad desconoce, no solo está poniendo en riesgo su seguridad sino la de toda su familia.

Los productos químicos empleados para el control de plagas, tanto para uso profesional como para uso doméstico, entrañan peligros para la salud y la seguridad.

La etiqueta es la primera información que recibe el usuario de cualquier producto químico. Si un producto que contiene una sustancia o mezcla química está clasificado como peligrosa, el fabricante debe etiquetarlo incluyendo en la etiqueta los siguientes elementos:

– Identificación del producto

– Clasificación del mismo

– Nombre, dirección y número de tlf del proveedor

– Identificación del la sustancia o sustancias contenidas en el producto

– Pictogramas de peligro

– Palabras de advertencia: peligro o atención

– Frases de peligro

– Consejos de prudencia que permitan prevenir los efectos adversos causados por la exposición