presidente_femepa

El protagonista de nuestro primer cara a cara es  Don Vicente Marrero (1952) quien es, desde el año 2011, el presidente de FEMEPA, la Federación Provicial de la Pequeña y Mediana empresa del Sector del Metal y las Nuevas Tecnologías,  integrada en la CREM, la Confederación Regional de Empresas del Metal.

Vicente  Estudió Derecho en la Universidad de La Laguna y forma parte del equipo directivo de ASTICAN desde 1985. Anteriormente fue Presidente de la Asociación de Reparaciones Navales.

Casado y con dos hijos, siempre estuvo implicado e integrado en los aspectos sociales   y económicos de su entorno. Se declara condicionado por su raíz cristiana y sobre todo como consecuencia del ejemplo de su entorno familiar.

Desde su llegada a FEMEPA en 2011, ha tenido que afrontar un período convulso, lleno de retos y de esperanzas. En esta entrevista hablamos de su valoración sobre sus 3 años de labor al frente de FEMEPA

Desde su llegada a la presidencia, FEMEPA ha experimentado muchos cambios estructurales y la organización está tomando un nuevo rumbo. ¿Cúal es la dirección, y cúal es su lema?
Siempre sostuve que debemos participar en la sociedad civil. Recordarán aquello de “no nos mires, únete“utilizado en la época del inicio de la transición española, allá por los años 70.  Tal afirmación me atrapó, al igual que al equipo que dirige FEMEPA.

Quiere decir, que usted no estuvo solo…
Integro un equipo implicado en mejorar continuamente los servicios a nuestros asociados y queríamos dar continuidad a las líneas iniciadas por el anterior Presidente, el Sr. TINOCO.  El extraordinario soporte que me prestan los vicepresidentes y vocales del Comité Ejecutivo nos permiten abordar los retos que nos proponemos. ME REFIERO A LOS VICEPRESIDENTES Y MIEMBROS DEL COMITÉ EJECUTIVO.  Estos, junto al Comité de Dirección  de FEMEPA emprendimos y en ello estamos, una profunda reforma de sus estructuras para adaptarla a la importante disminución de ingresos motivada por el cierre de empresas y, por tanto, de socios,  vinculadas al sector de la construcción.

Un proyecto, el suyo, con vocación integradora.
De hecho nos propusimos y llevamos a cabo el primer Congreso regional del metal y lo celebramos el pasado mes de abril en Las instalaciones de FEMETE en la Laguna. Ello tiene una trascedencia importante para consolidar el órgano de representación regional, LA CREM.  Esta deberá jugar un papel fundamental ante el Gobierno Regional. Somos una Patronal Regional del Metal.  La fuerza hace la unión es nuestro lema.

Equipo, equipo y equipo. ¿Es la filosofía de su proyecto?
Tener al equipo unido y actuar con paciencia, pero sín pausas, frente a los problemas a los que ya me he referido.  Cuando llegamos a la Presidencia nos encontramos, como era de esperar, que la situación económica era muy grave, motivada por la disminución de ingresos por cuotas de socios y subvenciones a determinados proyectos.

Y  ¿cómo afrontaron esta situación?
Hemos ido desmontando la estructura de servicios con la premisa de mantener el nivel de calidad de los mismos.   Difícil, pero con la implicación de todos lo vamos logrando.   Estamos trabajando para captar los recursos suficientes que nos permitan funcionar con la menor de las ayudas de las diferentes administraciones y participar con ellas en los programas que nos necesiten como colaboradores.

Sin recursos, esto es un reto y un sacrificio.
La reconversión continua de nuestras estructuras la estamos logrando, pero no es para sentirse orgulloso.  Ha sido eficiente por necesaria, pero esta siendo dura, sobre todo para el personal que ha tenido que soportar reducciones salariales y de horario importantes.   Ahí siguen confiados y prestando un excelente servicio a los socios, con expectativas objetivas de que pronto daremos estabilidad y continuidad.

¿Es esa la parte que más le duele de su gestión?
Sí. Y explicamos, y así lo entendieron,  que lo hicimos para asegurar un futuro estable al personal y para mantener los servicios necesarios para continuar funcionando como organización.  Hay otra cuestión que  nos preocupa, desde hace mucho tiempo, que es el tema de la clandestinidad.  Nos está consumiendo muchos recursos.  En este tema la administración no responde con la eficacia que este grave problema demanda.  Nuestros asociados están muy enfadados y deseamos no imiten a los ilegales para sobrevivir, para no cerrar sus empresas.

Y ¿qué labor hace FEMEPA con esta actividad clandestina?
Debe quedar claro que no queremos que cierren sino que se legalicen primero y luego, de forma voluntaria, se integren en las asociaciones que correspondan.  Además, a nivel político insistimos en lo de los pactos del estado y a tal fin nos comprometemos a participar.

La pregunta obligada: ¿ Cómo ve la situación global tras la tormentosa crisis? Su pronóstico a corto y medio plazo? Hay cielos despejados por fin en el horizonte?
Considero que nuestros políticos no pueden dejar escapar la actual situación critica para abordar reformas importantes que disminuyan el gasto público y que se realice el mismo con más eficacia.  Es necesario que los partidos políticos acuerden media docena de temas fundamentales, acuerdos de estado, a abordar en el corto y medio plazo para generar empleo.  Que nos convoquen a sindicatos y patronales y seguro que vamos a implicarnos.  Esto se hizo en 1978 (Pactos de la Moncloa) y dio muy buenos resultados.

¿Un consenso que reduzca el debate ideológico?
Ello nos lleva a perder el tiempo y oportunidades.  Ejemplo de ello, la legislación sobre educación, que hemos tenido tantas como gobiernos y mientras tanto nuestros jóvenes queriendo ser funcionarios, buenos universitarios sin duda, pero funcionarios, no emprendedores, por ejemplo.

Lo que usted propone entonces es fomentar el perfil emprendedor desde la formación.
La sociedad necesita de jóvenes comprometidos en la emprendeduria en todos los campos, incluyendo los partidos políticos y en ello debemos empeñarnos todas las instituciones.  Desde luego desde las patronales lo estamos intentando.

¿qué hace FEMEPA en concreto a este respecto?
Femepa tiene una nueva Asociación: Emprendemetal, dirigida precisamente a apoyar la emprendeduría, nada menos, y damos todos los servicios en asesoramiento legal, administrativo, acompañamiento comercial y tramitaciones de certificaciones y normativas puestas a su servicio.

Pero al margen de eso, seguro que los resultados de las elecciones recientes al Parlamento Europeo, la disconformidad con lo que se está haciendo en Europa, España y en Canarias, nos harán dirigir los pasos hacia horizontes similares a los que me acabo de referir. Hay que hacerlo cuanto antes por respeto a la sociedad que cuenta con muchísimos desempleados.   Todas las políticas deben dirigirse a crear empleo.

¿A qué papel aspira FEMEPA en este proceso de recuperación?
Las instituciones patronales debemos reconvertirnos y reinventarnos.  Me refiero que no hemos sido capaces de captar un número importante de asociados a los que les préstamos un importante servicio que no pagan.

¿Por qué no se les da valor a esos servicios, o por qué no se quiere pagar? Porque ya puestos a no pagar….
En general, continuamos soportando una actividad clandestina preocupante, que nos están haciendo una competencia desleal a las empresas que pagamos los impuesto, la seguridad social, etc.  Por otro lado, instamos de continuo en todas las instituciones en las que estamos integrados, principalmente en la Administración, que acaben con la tolerancia que tienen respecto a las empresas clandestinas.

Cuando llego a la presidencia se formuló un reto,  ¿cuál fué?
En primer lugar, encontrar la fórmula que favorezca la integración y permanencia de las empresas del sector en  sus respectivas asociaciones y ante problemas tener presentes nuestro lema ” la fuerza de la unión“, es decir, implicarse para, juntos, buscar soluciones a los problemas.

Usted incide mucho en el carácter integrador…
Sí, porque asiduamente algunos colectivos, mal dirigidos por sus líderes, son proclives a marcharse y a crear estructuras patronales paralelas. Tenemos la esperanza de que ello se minimice en el futuro.  En cualquier caso desde FEMEPA vamos a intentar retenerlos.  Ya estamos teniendo respuestas positivas.

Su visión a nivel regional, institucional, o político…
Debemos de consolidar un régimen económico y fiscal que nos proporcione a los canarios, como región ultra periférica, unos servicios de nivel europeo.

Y a nivel regional nuestro objetivo es consolidar y dar estabilidad a una representación empresarial que impulse y platee todos los temas y en todos los niveles desde esa perspectiva.  Me refiero a todos los ámbitos: asociaciones, federaciones, confederaciones y cámaras de comercio.

Son argumentos muy políticos. Pero en tiempos convulsos políticamente,  ¿qué papel juegan las ideologías en el mundo empresarial? Quedan valores políticos a los que aferrarse?
Sin lugar a dudas estamos reclamando de continuo eficiencia, y para ello hay que formarse.  Gestionar luego con seriedad.  De llevarse a cabo los resultados a todos los niveles nos hará más felices como  ciudadanos.  Debemos hacerlo cuanto antes para que la política se dignifique. Debemos reclamar pactos en los grandes temas.  Educación, sanidad, política fiscal,  política exterior, terrorismo, ley electoral, tamaño y número de las administraciones públicas. Son media docena de temas.

Su receta del éxito. Déjeme que lo adivine…
Efectivamente,  el trabajar en equipo, no falla.  Hay que cuidar, yo diría mimar, a los miembros del equipo.  Trabajar duro y con eficacia anima a participar a otros y ello nos permite abordar con optimismo los problemas que nos afectan.  También el equipo se divierte y lo pasa bien, todo no puede ser para la institución.