noticia_02_aLa Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias publicó la circular Nº02/2014, el pasado 28 de abril, donde se especifican las condiciones de uso de las bombas de calor en el calentamiento de piscinas al aire libre en Canarias.

Según lo establecido por el RITE y el CTE, se aceptará un sistema de bomba de calor que aproveche la producción de agua caliente sanitaria y calefacción, necesaria para cumplir con el balance de energía global del edificio y los porcentajes de contribución renovable, establecidos en el reglamento de instalaciones térmicas en los edificios.

Asimismo, la circular señala que las instalaciones de bombas de calor accionadas eléctricamente con un valor del SPF superior a 2,5 deben haber sido avaladas mediante la declaración de conformidad CE realizada por el fabricante, su correspondiente etiquetado energético, y reguladas en el RITE y el resto de la normativa vigente, para una tecnología y aplicación concreta con bomba de calor.

En el caso de que no sea posible calcular el SPF se admitirán los valores por defecto establecidos en el citado documento “Prestaciones medias estacionales de las bombas de calor para producción de calor en edificios”.

Además, las bombas de calor accionadas térmicamente con un valor SPF mínimo de 1,15 quedarán sujetas a la norma UNE-EN 12309, fijada por el Ministerio de Industria.

El cumplimiento de esta normativa deberá quedar acreditado, según la Dirección General de Industria y Energía, en el informe técnico anual, donde se señalará que la demanda anual de la piscina al aire libre se cubre en su totalidad con el aporte anual de fuentes renovables al sistema de instalación térmica del edificio.

La circular publicada esta disponible en la web de la Dirección General de Industria y Energía, en el apartado de “Trámites en materia de instalaciones térmicas”: http://www.gobiernodecanarias.org/industria/tramites/seguridad_industrial