cocheelectrico

El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana apuesta por reducir a la mitad el impuesto municipal de vehículos a los coches híbridos y eléctricos. Con el fin de respetar y cuidar el medio ambiente el consistorio pretende incentivar la utilización de los vehículos que menos contaminan.

Con esta nueva bonificación fiscal el municipio sureño quiere contribuir a cumplir con los objetivos del Protocolo de Kioto. Con un parque automovilístico de 38.500 San Bartolomé de Tirajana pretende que las empresas vinculadas de alquiler de vehículos cumplan con las disposiciones establecidas en el Real Decreto 837/2002, que regula la información obligatoria relativa al consumo y la contaminación automovilística.

La iniciativa del grupo de gobierno plantea que se beneficien de esta bonificación los propietarios de vehículos empadronados en el municipio para lograr reducir la contaminación ambiental por emisiones de dióxido de carbono (CO2) y al ahorro energético por un menor consumo de combustibles.