Valencia reúne cinco ‘héroes’ de la Industria 4.0 en España

Valencia reúne cinco ‘héroes’ de la Industria 4.0 en España

La pasada semana, el Congreso de Tecnologías Emergentes para Ecosistemas 4.0, celebrado en Valencia, reunió a algunos de los éroes de la industria 4.0 en España. Este es un resumen de sus intervenciones.

Dionisio Campos (Ford)

«Lo primero que debemos hacer es reconocer que nos enfrentamos a un proceso de cambio». El director de fabricación de Ford España (Valencia), Dionisio Campos, tiene claro que «no existe una receta mágica para la Industria 4.0». Pero esa inexperiencia no exime de su adopción. Menos aún en un momento en el que «la tecnología no es una opción, sino una obligación». «Si no la integramos, nos va a desplazar», advierte. Y reconoce: «Ser una compañía de 104 años no es garantía de nada».

Campos recomienda entender la tecnología para intentar adaptarla a las necesidades de cada empresa y, finalmente, obtener un beneficio competitivo. La digitalización de la cadena de valor que Ford España está llevando a cabo aporta a la compañía mayor calidad y flexibilidad en la fabricación.

Ángel García Bombín (Sonae Arauco)

«La Industria 4.0 permite usar los datos en tiempo real para conectar personas, cosas y sistemas y que así sean más competitivos». Esta es la definición preferida de Ángel García Bombín, business data analytics project manager de Grupo Sonae Arauco (Valladolid), uno de los primeros héroes industriales.

Su compañía, fabricante de paneles de fibra de madera, da «superpoderes» a sus trabajadores gracias a la digitalización. ¿Cuáles son? Uno, la supervisión. Y es que ahora «pueden ver la causa real del problema». Dos, la supervelocidad, gracias a los indicadores de rendimiento en tiempo real. Y tres, viajar al futuro. Sus empleados pueden predecir qué va a suceder en planta con 24 horas de antelación, pero con el mantenimiento predictivo esperan adelantarse un mes.

García Bombín habla con ilusión de la Inteligencia Artificial. «Todo va a acabar en ella», dice. Pero aconseja empezar desde la base, es decir, obtener los datos adecuados y fiables. «Si no, podemos estrellarnos con el machine learning».

Andrés Cortijos (El Lobo)

¿Por qué un grupo agroalimentario familiar que nació en 1725 apuesta hoy por la Industria 4.0? «Porque nos dimos cuenta de que no estábamos preparados para afrontar los retos estratégicos del futuro». El director general de Confectionary Holding Group (Alicante), Andrés Cortijos, ha aceptado que su empresa, con marcas como El Lobo, trabaja en «entornos de incertidumbre y altísima competitividad».

Para trabajar en este escenario de complejidad, el directivo apuesta por el Good Data. «El Big Data es muy genérico», apunta. Su compañía ha optado por definir cuáles son los datos preferentes para una efectiva toma de decisiones en cada nivel de la organización. «Muchas veces tendemos a diseñar sistemas de captura de datos sin haber priorizado el objetivo», destaca.

Patricio Valverde (Estrella de Levante)

«Lo único que hemos hecho ha sido espabilar». Así describe el director general de Estrella de Levante (Murcia), Patricio Valverde, su salto a la Industria 4.0. ¿Su objetivo principal? Conseguir «la trazabilidad del campo a la mesa». En menos de un minuto, son capaces de conectar al cliente final con la cebada.

Una de las claves de su éxito ha sido trabajar dentro de un ecosistema de innovación. Estrella de Levante ha apostado por externalizar los procesos que no son el core del negocio, en su caso, «coger la materia prima, tratarla y envasarla». Así, se está apoyando en un entorno regional de innovación que envuelve a los organismos públicos, desde los institutos tecnológicos a las universidades, y los habilitadores tecnológicos como las start up.

Ramón Debón (Colorker)

La cerámica Colorker (Castellón) se inició en la Industria 4.0 con un proyecto de trazabilidad unitaria de las baldosas que permitía conocer en tiempo real cómo se había fabricado cada una. El gerente de operaciones, Ramón Debón, habla de tres fases diferenciadas para dar el salto. La primera se centra en la hiperconectividad, con el objetivo de obtener el dato que se necesita. La segunda, en la digitalización, que convierte ese dato en información. Y la tercera, en la inteligencia operativa en la planta.

Related Posts

Boletines

Categorías