Femepa y Cáritas colaboran para la campaña solidaria de donativos por Navidad

Femepa y Cáritas colaboran para la campaña solidaria de donativos por Navidad

Esta Navidad desde Femepa hemos decidido colaborar una vez más con Cáritas para la campaña de donativos de Navidad. Contribuye con lo que consideres para ayudar a aquellas personas que más lo necesitan. Que la generosidad sea nuestro mayor regalo.

Unas 1.300 personas sin hogar de Las Palmas reciben ayuda de Cáritas. Muchas personas, comen y duermen en el centro de acogida de la ONG a la espera de un futuro mejor. Cáritas ofrece desayuno, almuerzo y cena. Pero, sobre todo, las personas reciben el apoyo necesario para pensar que otra oportunidad es posible. Los psicólogos ayudan a no perder la autoestima y los trabajadores sociales guían a los que lo necesitan para acceder a diferentes recursos y realizar trámites, inviables para algunos de ellos por la dificultad para manejarse en los medios digitales.

La crisis económica causada por la pandemia y prolongada por el conflicto de Ucrania ha llevado a muchas personas a perder su casa o a no poder afrontar el pago de sus viviendas. Actualmente, Cáritas atiende en la provincia de Las Palmas a más del doble de familias con carencias en materia de vivienda que hace dos años. Así, en el primer semestre de este año la organización atendió a 1.966 núcleos familiares con intervenciones relacionadas con la vivienda frente a los 886 que asistían en 2020.

Desde 2018 la cifra de personas atendidas por este problema ha crecido en un 113%.

Cáritas, sin embargo, afronta esta atención con los mismos recursos, pese al aumento de la demanda y el incremento de los costes en un 30%. Por ello, esta misma semana, la entidad dio la voz de alarma y apeló a la solidaridad de la ciudadanía canaria en estas Navidades.

En el primer semestre del año, Cáritas Diocesana de Canarias ha atendido en la provincia de Las Palmas a 2.183 personas con problemas para mantener sus hogares, según consta en la memoria del área de Vivienda de la entidad. De ellas, 1.309 no disponen de un techo.

Dificultades económicas, adicciones, barreras idiomáticas o digitales que les impiden acceder a los recursos disponibles, violencia de género, problemas de salud, sobre todo mentales, o conflictos familiares son algunas de las situaciones que llevan a alguien sin redes de apoyo a verse en la calle, explica la trabajadora social del área de Vivienda de Cáritas, Nazaret Almeida.

Las personas sin hogar tienen estudios primarios en su mayoría, una edad media de 42 años y son hombres en un 88% frente al 12% de mujeres. Estas últimas sufren una «especial vulnerabilidad, mucho más extrema que cualquier hombre, ya que son objeto en muchos casos de abusos y violaciones», indican desde el área de Vivienda de Cáritas.

El 53,4% de las personas que han recibido ayuda para mantener sus viviendas tiene nacionalidad española. Sin embargo, quienes están en la calle son en su mayoría personas extracomunitarias.

Fuente >> CANARIAS7